• info@centropsicoterapialamadraza.com
  • 951 24 37 56
Contacto

Cuándo acudir

Conoce los síntomas


Niños

Un niño que está necesitando tiene su particular manera de pedir ayuda psicológica. Somos los adultos quienes tenemos que entender y traducir esta demanda. Un niño puede estar expresando que tiene un problema cuando se dan algunos de estos trastornos:

  • Trastornos en las relaciones y en el comportamiento: niños muy inhibidos o muy agitados, niños deprimidos, niños hiperactivos, niños con problemas al relacionarse…
  • Trastornos funcionales: niños con trastornos de la alimentación, trastornos del sueño, enuresis, encopresis…

También pueden necesitar consultar y quizás recibir ayuda psicoterapéutica:

  • Niños prematuros
  • Niños adoptados
  • Niños sometidos a situaciones que conllevan vivencias difíciles de integrar tales como: enfermedades prolongadas, intervenciones quirúrgicas repetidas, pérdidas de familiares y/o amigos cercanos, y en general cualquier circunstancia en la que los padres sientan que están desconcertados o inquietos en vista de cambios difícilmente explicables en la forma de ser habitual de sus hijos.

Adolescentes

La adolescencia es una etapa de cambios, de agitación, de relaciones familiares difíciles. Pero hay algunos indicios que nos pueden ayudar a saber cuándo debemos consultar con un profesional:

  • Bajada inexplicable y repentina de los resultados escolares.
  • Cambios bruscos en el comportamiento: agresividad, mutismo, fatiga constante, llanto cotidiano, angustia difusa incontrolada.
  • Trastornos de la alimentación: bulimia, anorexia mental, vómitos frecuentes.
  • Manifestaciones psicosomáticas repetidas: dolores de cabeza, dolores abdominales, dolores lumbares, pérdida de conocimiento, etc…
  • Conductas de violencia o adictivas.

Adultos

En la vida adulta pueden surgir problemas que afectarán a cada persona de forma distinta, es algo subjetivo. Ciertos síntomas asociados pueden ayudar a valorar si es necesario una psicoterapia:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Pérdida o aumento del apetito
  • Inquietud excesiva
  • Insomnio o alteraciones del sueño
  • Cansancio inusual
  • Sensación de tristeza
  • Falta de concentración
  • Miedos (fobia, pánico)
  • Obsesiones

Cambios significativos en el ambiente familiar, laboral o personal pueden ser situaciones que requieran de la ayuda de un profesional:

  • Separación
  • Divorcio
  • Pérdida de familiares
  • Conflictos con la pareja, hijos, otros familiares…
  • Acoso laboral

En general, cuando se ha perdido la capacidad de disfrutar.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR